Noticiario del Nuevo Mundo

Descubre el Nuevo Mundo que ya está llegando.

MUDRA KSEPANA.

 

Mudra significa gesto. Los mudras son los gestos corporales que se utilizan especialmente en el Hatha-Yoga, pero que también es utilizado en otros tipos de meditación.

Estos gestos son muy importantes porque nos permiten canalizar adecuadamente la energía a través de nuestro cuerpo así como facilitar la consecución de numerosos objetivos como la elevación espiritual, la sanación física y la sanación emocional.

Su origen no está muy claro, aunque en el mundo occidental los conocemos gracias al mundo oriental que nos los trae como consecuencia de la introducción de sus doctrinas e ideologías.

Hay mudras muy completos que implican a todo el cuerpo, pero también hay mudras muy sencillos e igualmente poderosos que sólo requieren de nuestras manos para alcanzar nuestros objetivos.

Para practicar estos mudras no es necesaria una gran habilidad, sino bastante práctica, especialmente con aquellos que son muy complicados. Los dedos se van uniendo entre sí de maneras muy diversas y con presiones muy diversas donde a veces sólo es necesario un leve roce y otras se necesita una gran presión.

Ksepana Mudra

El Ksepana Mudra (dejar ir) estimula la excreción a través del intestino grueso, la piel (transpiración) y los pulmones (espiración mejorada), y la expulsión de la energía gastada. No debe practicarse demasiado rato seguido ya que tras algunos movimientos respiratorios se inicia el flujo de nueva energía. Favorece también la relajación de tensiones de todo tipo.

A menudo, cuando estamos rodeados de mucha gente, absorbemos demasiada energía negativa, sobre todo cuando nuestro propio nivel de energía está demasiado bajo. Este mudra favorece la expulsión de la energía gastada o negativa y la posterior absorción de energía fresca y positiva.

A veces, una cura de sudor nos purifica, en particular si estamos incubando una gripe. Tras un baño caliente, échese en la cama y tómese de 2 a 3 tazas de infusión de flores de tila o de saúco.

Visualice la siguiente imagen: está sentado en una roca elevada dentro de un arroyo, o junto a él, y practica el mudra. Mientras echa el aire, brota el sudor de cada uno de sus poros, de manera que fluye una corriente de su cuerpo hasta el arroyo. Para terminar, lávese con el agua refrescante del arroyo. A continuación coloque las manos sobre los muslos, expóngase al sol caliente, y déjese secar para abrirse a la energía nueva que lo llena de nuevo al inspirar.

Afirmaciones:

  • Todo lo gastado en el cuerpo, la mente y el alma, fluye saliendo de mí y absorbo lo que me regenera con agradecimiento.
  • Que la energía negativa sea liberada fuera de mi cuerpo, mente y alma. Y acepto todas las cosas que me  refrescan la vida.

     

Acerca de Rafa Dudo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el julio 28, 2013 por en Meditación, mudras, Salud.
A %d blogueros les gusta esto: