Noticiario del Nuevo Mundo

Descubre el Nuevo Mundo que ya está llegando.

Los buenos jardineros procuran que nada contamine sus plantaciones.

La mente es un jardín y está tan ordenada o desordenada como la conciencia que la acompaña… ¿cómo evitar que cuando cualquier condición física que sale de lo invisible, ya sea emocional o mentalmente, se precipite al espacio invisible?. Las condiciones que encontramos y en que vivimos vienen del estado colectivo de nuestros corazones y mentes, y lo que pueda influir en ellos. Por eso, cuando una cultura es degenerativa y el materialismo antepone la fuerza de las aspiraciones más elevadas, terminamos rodeados de mierda. Puede ser difícil de conseguir una mierda cara o puede ser una mierda barata y fácil de adquirir, pero sigue siendo una mierda. El objetivo de toda esta mierda es sacar nuestras mentes fuera de lo que es importante. Lo he dicho antes y lo diré otra vez, ya que es necesario repetirlo:

Cuando el mundo ha caído en la adoración a la mierda -concediéndole homenaje a un dios fecal que es el fruto de la mente de Freud y los que se divertían y fascinaban con la escatología- no pasa mucho tiempo hasta de los dos remolinos comienzan a girar. Uno absorbe por debajo y otro por arriba y entonces siempre estás más cerca de la atracción de uno que del otro y eso es determinado por el lugar donde se encuentran tus tesoros, donde la mayoría de ellos se encuentran.

Este es el objetivo y el propósito del presente mundo manifiesto. No tiene nada que ver con lo que las fuerzas ganan o pierden aquí y sólo tiene que ver de una forma periférica con banqueros y satanistas, ejércitos y fuerzas policiales, políticos y demagogos religiosos, comerciantes y publicidad, entretenimiento y medios de comunicación. Estos son los mecanismos de distracción que existen para demostrar el poder que tienen sobre la atención y el grado de tu fascinación y miedo. Estos son los gastos imprevistos que realizan y juegan en el desorden de tu jardín mental.

La disciplina es una de esas cosas en las que es difícil entrar, pero que conlleva beneficios incalculables. Llegado a un punto no puedes romper tu propia disciplina, ya que está enraizada como un árbol en el jardín de tu mente. Te protege y dependiendo del árbol, también te alimenta.

Todo en tu vida depende del estado de su jardín mental. Debes cuidarlo o él se cuidará de ti de formas desagradables. Las enfermedades y la falta de armonía salen de un jardín desatendido. La mayoría de las muertes están relacionadas con el estrés debido a enfermedades secundarias que salen de ella. El resto puede atribuirse a la mala dieta y el estilo de vida y, a menudo aquellas salen del estrés también porque el estrés hará que no prestes la atención a muchas cosas importantes. Siempre he sentido amor y amistad por lo inefable… Cuida tu jardín, antes de que otros se ocupen de él por ti.

Esto me ha recordado a una genial fábula de un maravilloso libro:

“Estas sentado en mitad de un espléndido y exuberante jardín. Este jardín está lleno de las flores más espectaculares que has visto nunca. El entorno es extraordinariamente tranquilo y callado. Saborea los sensuales placeres de este jardín y piensa que tienes todo el tiempo del mundo para disfrutar de este oasis. Al mirar alrededor ves que en mitad del jardín mágico hay un imponente faro rojo de seis pisos de alto. De repente, el silencio del jardín se ve interrumpido por un chirrido fuerte cuando la puerta del faro se abre. Aparece entonces un luchador de sumo japonés -mide casi tres metros y peso cuatrocientos kilo- vestido sólo con un cable de alambre de color rosa de taparrabos que avanza indiferente hacia el centro del jardín.
Cuando el luchador de sumo empieza a moverse por el jardín, encuentra un reluciente cronómetro de oro que alguien olvido muchos años atrás. Resbala y al momento cae con un golpe sordo. El luchador de sumo queda inconsciente en el suelo, inmóvil. Cuando ya parece que ha exhalado su último aliento el luchador despierta, quien sabe si movido por la fragancia de unas rosas amarillas que florecen cerca de allí. Con nuevas energías, el luchador se pone rápidamente de pie y mira intuitivamente hacia la izquierda. Lo que ve le sorprende mucho. A través de las matas que hay al borde del jardín observa un largo y serpenteante camino cubierto por millones de hermosos diamantes. Algo impulsa al luchador a tomar esa senda y dicho sea en su honor, así lo hace. Ese camino le lleva por la senda de la alegría perdurable y la felicidad eterna”

EXTRACTO LITERAL DE “El monje que vendió su Ferrari”

el-jardin

Acerca de Rafa Dudo

2 comentarios el “Los buenos jardineros procuran que nada contamine sus plantaciones.

  1. mariana schaefer
    septiembre 22, 2013

    genial! no te das una idea lo bien q me viene! sin darme cuenta tenía mi jardín lleno de malezas…ya mismo me pongo a limpiarlo. GRACIAS!11

    • Rafa Dudo
      septiembre 23, 2013

      Un placer. Y gracias por agradecimiento ^______^

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: